+34 693 805 670 hola@ofeliamatos.com

Si existe una imagen hermosa, esa es la de una mujer mostrándose ante la cámara en todo su esplendor. Sin complejos, con los ojos abiertos y el cuerpo semidesnudo, aludiendo a la belleza más natural. Boudoir es un nombre que incita a la sensualidad, y como no, su traducción desde el francés tiene un sentido muy sugerente y metafórico: “Tocador”.

Una palabra conocida por todos y relegada al pasado más inmediato. Hace referencia a ese lugar mágico al que se retiraban las féminas hace décadas y desde hace siglos para empolvarse la nariz y contarse secretos.

Hoy, esa imagen queda relegada al pasado y se ha convertido en un fetiche ideal. Los fotógrafos recuperamos el concepto de aquella visión y le damos un nuevo sentido. Deificamos la sexualidad y sugerimos los pensamientos.

Extraemos la sinuosidad de lo natural y presentamos la escena con un toque de sensualidad. Es decir, traducimos qué es la fotografía boudoir desde una visión muy personal y creativa. Con ese espíritu tan francés de fondo, lo coqueto y lo intenso se compensan a partes iguales para dar vida a unas imágenes de las que te sentirás orgullosa.


Quizás te interesen también estos artículos:

Consejos para posar en una sesión de fotos 

Ideas para un reportaje de fotos profesional


Fotografía Boudoir: ¿Cómo hacer este tipo de fotos?

Que las fotografías Boudoir sean sugerentes, no implica que deban ser simples imágenes eróticas. Los fotógrafos especializados no vendemos carne. En este caso, visualizamos lo sublime del cuerpo femenino y lo exponemos con la mirada limpia. 

  • Para conseguir el efecto Boudoir abrazamos todo aquello que insinúa o seduce.
  • Trabajamos desde el respeto y el agradecimiento.
  • Solo nos importa la visión femenina.
  • Captamos la realidad tal cual es buscando el mejor ángulo.
  • Resaltamos la belleza existente con la técnica y la luz adecuada.
  • Y finalmente, realizamos algunos retoques muy puntuales e insignificantes.

La fotografía profesional demuestra cómo hacer fotografía Boudoir con elegancia y honestidad. Enfrentar un proyecto como este requiere de buen gusto y de un mimo particular por el detalle. Resume toda una filosofía visual de la que derivan una gran variedad de estilos.  Todos ellos hablan de la misma esencia, la naturalidad de la sexualidad femenina.   

Este tipo de reportaje puede ser el regalo ideal para esa mujer que trae felicidad y equilibrio a tu vida. Ya sea tu hermana, tu tía, tu amiga o tu pareja, la experiencia le resultará absolutamente renovadora.

Reencontrarse consigo misma puede darle un poco de miedo al principio, pero puedo asegurar como fotógrafa que será cosa de unos instantes. Una vez se descubra ante el objetivo y vea lo bella que es, nunca más volverá a sentirse insegura.

Fotografía femenina: Boudoir es elegancia y sensualidad

En la tendencia Boudoir la imagen captada no es una fotografía cualquiera, es un reflejo del pensamiento sensual de la mente femenina. Por supuesto, no es una herramienta sexual para satisfacer el apetito visual de ningún hombre.

Es una construcción artística de la realidad desde una perspectiva soñadora. Su atractivo y sensualidad están enfocados totalmente a procurar la satisfacción femenina.

cómo hacer fotografía boudoir

Porque la mujer merece demostrarse así misma que lo vale por quién es y por cómo es. Sin importar las apariencias y los estereotipos extremistas de las revistas.

La seducción es un tipo de empatía que se transmite a partir del movimiento corporal, y la mujer es una gran poseedora de ese don. Saber qué es la fotografía Boudoir es saber valorar el poder espiritual y físico de la mujer.

 ¿Cómo hacer sesiones de fotografía Boudoir?

Ante todo, una sesión de este nivel debe resultar cómoda para la modelo. En cualquier momento puede participar de la sesión y dar su opinión para expresar lo que quiere y lo que espera.

Para poner en marcha el proceso solo hay que seleccionar los cuatro elementos pilares del proyecto: la localización, el estilo, el momento y la vestimenta.

Creando la atmósfera propicia el resultado explica por sí mismo qué es la fotografía Boudoir. La imagen habla de un ambiente, de una comunicación sincera entre los participantes en la sesión. Relata una experiencia de vida.

Nos cuenta la vivencia de una mujer reflejada en su gestualidad, en su expresión. Toda una declaración de intenciones que merece ser captada por el objetivo para dejar constancia de la belleza y sutileza que desprende.

 

En definitiva, este es un trabajo que expone tanto a la persona fotografiada como a quién está detrás de la cámara. La sensibilidad es valiente desde ambas perspectivas. Requiere de un conocimiento técnico y de una empatía emocional muy profunda.

Como fotógrafa inspirada por la vida, te doy la oportunidad de vivir esta experiencia y de descubrir quién eres para ti misma delante de la cámara. Podemos compartir un instante especial para crear algo excepcional.